fbpx

¿Qué es el Pterigión?

CONSULTÁ A LOS EXPERTOS

¿Qué es?

Consiste en un crecimiento anormal de tejido sobre la córnea (superficie anterior y transparente del ojo). Este tejido se inflama con facilidad ante la exposición solar, el viento u otros agentes irritantes.

El Pterigión es indoloro y los síntomas varían de acuerdo con el tamaño de la lesión. A medida que aumenta la inflamación, el paciente experimenta molestias como irritación –ojo rojo-, lagrimeo o sensación de cuerpo extraño. En casos más severos, la visión puede comprometerse por el desarrollo de astigmatismo o el recubrimiento de áreas mayores de la córnea.

Las causas exactas del Pterigión se desconocen, no obstante se señalan algunos factores de riesgo como:

Exposición excesiva a:

  • La luz del sol.
  • Condiciones ambientales ásperas como el polvo, la suciedad, el calor, el aire, la sequedad y el humo.
  • Productos alérgenos como los solventes y químicos industriales.

Preoperatorio

En el consultorio del Dr. Mallo todo el proceso pre y postquirúrgico de la cirugía de la presbicia está dirigido por un cirujano que será el que realice la intervención.

La consulta previa a la intervención es vital, ya que permite al equipo oftalmológico efectuar diversas pruebas optométricas y oftálmicas con el objetivo de obtener la información necesaria para determinar si el candidato es apto para la operación.

Todas estas pruebas diagnósticas realizadas por los especialistas de nuestro centro permitirán que oftalmólogos altamente cualificados interpreten los datos, realicen el diagnóstico e indiquen la técnica y los tratamientos más adecuados para tratar la presbicia o vista cansada.

Tratamiento

Si el Pterigión es muy grande y compromete la visión del paciente, se puede realizar una cirugía de resección de Pterigión con injerto de conjuntiva del mismo ojo o, en algunos casos, se utiliza membrana amniótica para disminuir el riesgo de recurrencia.

Post operatorio

Tras la intervención de cirugía ocular, el cirujano realizará un breve examen posoperatorio. A continuación, el paciente podrá volver a casa, preferentemente acompañado por otra persona.

Las siguientes revisiones se producirán:

  • Dentro de las 24 primeras horas tras la operación.
  • A la semana de la cirugía.
  • Al mes de la operación.
  • Tres meses después de la cirugía. Habitualmente es en este momento cuando el paciente recibe el alta.

Como en cualquier otro procedimiento quirúrgico, es necesario seguir todas las instrucciones del oftalmólogo en cuanto a los cuidados que se deben mantener y los medicamentos que se deben utilizar (sobre todo, colirios antibióticos y antiinflamatorios y lágrimas artificiales).