fbpx

¿Qué son las Lentes ICL?

Preoperatorio

En el consultorio del Dr. Mallo todo el proceso pre y postquirúrgico de la cirugía de la presbicia está dirigido por un cirujano que será el que realice la intervención.

La consulta previa a la intervención es vital, ya que permite al equipo oftalmológico efectuar diversas pruebas optométricas y oftálmicas con el objetivo de obtener la información necesaria para determinar si el candidato es apto para la operación.

Todas estas pruebas diagnósticas realizadas por los especialistas de nuestro centro permitirán que oftalmólogos altamente cualificados interpreten los datos, realicen el diagnóstico e indiquen la técnica y los tratamientos más adecuados para tratar la presbicia o vista cansada.

Tratamiento

Implica la colocación de una lente intraocular con las dioptrías necesarias dentro del ojo.

Este tipo de cirugía se puede realizar en pacientes con miopía, astigmatismo o hipermetropías elevadas.

EL ICL, "Lente de Contacto Intraocular", es una lente óptima para tratar pacientes jóvenes que, debido a que tienen la córnea muy delgada, no pueden ser tratados mediante el Láser.

Sus ventajas son muchas:

ICL es reversible: como no se altera ningún tejido ocular se puede volver a la situación inicial cuando se desee, posibilitando nuevas técnicas futuras.
ICL proporciona la más alta calidad de visión
ICL es rendimiento: 100% compatible con el deporte profesional, profesiones de alto rendimiento físico, deportes acuáticos y deportes en general
ICL protege contra los rayos UVA
No causa ojo seco
ICL es invisible, blanda y flexible: su posicionamiento en el interior del ojo la hace invisible y el paciente no las siente, las disfruta.

El procedimiento es rápido, mínimamente invasivo, con anestesia local e indoloro, pudiendo el paciente retomar sus actividades el mismo día de la cirugía.

Post operatorio

Tras la intervención de cirugía ocular con ICL, el cirujano realizará un breve examen posoperatorio. A continuación, el paciente podrá volver a casa, preferentemente acompañado por otra persona.

Las siguientes revisiones se producirán:

  • Dentro de las 24 primeras horas tras la operación.
  • A la semana de la cirugía.
  • Al mes de la operación.
  • Tres meses después de la cirugía. Habitualmente es en este momento cuando el paciente recibe el alta.

Como en cualquier otro procedimiento quirúrgico, es necesario seguir todas las instrucciones del oftalmólogo en cuanto a los cuidados que se deben mantener y los medicamentos que se deben utilizar (sobre todo, colirios antibióticos y antiinflamatorios y lágrimas artificiales).